Quines somos
Contactos
Busqueda documentos
 

El proyecto “Telemunicipio Saludable” financiado en el marco del programa URB-AL, en la Red temática n. 13 "La ciudad y la sociedad de la información" coordinada por la ciudad alemana de Bremen, se propone la constitución de una red de socios para favorecer el intercambio de know-how, best practice y experiencias positivas en el sector de la educación, prevención y atención socio sanitaria a las mujeres en edad fértil. El eje de esta red son las alcaldías de las ciudades involucradas, tres en Europa y siete en Centroamérica: junto con Segrate (ciudad coordinadora del proyecto) están Florencia, Vila Real de Santo Antonio (Portugal), Sonsonate y Santa Tecla (El Salvador), Choluteca y San Lorenzo Valle (Honduras) Puerto Morazán, Chinandega y Granada (Nicaragua). Participa además el Consorcio Politecnico Innovazione de Milán como miembro asociado. La idea base del proyecto es utilizar las nuevas tecnologías de la sociedad de la información como medio de intercambio. Se proyectará y se colgará en la red una plataforma Internet que permitirá el intercambio de documentos, informaciones, material didáctico, proyectos etc.
Cada municipio involucrará en la red a las entidades básicas presentes en su territorio que se ocupan de educación, prevención y asistencia a las mujeres (hospitales, centros de salud, asociaciones ciudadanas, ong y universidades). Estas entidades podrán por tanto, comunicarse entre sí por medio de la plataforma Internet y al mismo tiempo compartir las experiencias, las buenas prácticas, las problemáticas encontradas en el desarrollo de las actividades, intercambiar documentos e informaciones y elaborar nuevas propuestas. Cada ciudad tendrá por lo tanto a su disposición toda la experiencia acumulada por las demás, y esta condivisión creará las condiciones para una acción más eficaz en el futuro.
El coste total del proyecto es de 364.660 €, el financiamiento solicitado a la Unión Europea es el 68,4% del total (249.460 €).
En detalle el proyecto, cuya duración total es de 15 meses, prevé las siguientes actividades:

1. Individuación de los "nudos" de la red: en cada ciudad se individuarán todas las entidades activas en educación, prevención y asistencia a las mujeres. En cada contexto se formará un grupo de trabajo integrado por los representantes de estas entidades, coordinadas por un representante de la alcaldía.
2. Creación de la red: equipamiento en cada ciudad de una oficina con hardware y software adecuado y conexión internet. Realización de la plataforma Internet con las siguientes funcionalidades: área institucional, document management, foro, news.
3. Realización de un seminario-workshop de formación para los participantes del proyecto sobre las temáticas del knowledge management, el uso de la plataforma internet, la realización de estudios demograficos sectoriales, marketing social y comunicación institucional on-line.
4. Comunicación continua entre los participantes: esta actividad es la base para el desarrollo de todo el proyecto. Para que la comunicación entre los grupo de trabajo sea más efectiva además de la plataforma, se introducirá la figura del facilitador, una persona con experiencia en los contextos donde se desarrollan las actividades del proyecto que actuará como cinta de transmisión entre los diferentes grupos de trabajos y entre éstos y el equipo de coordinación a Segrate.
5. Elaboración de un informe con un mapeo de las necesidades de las mujeres en edad fértil por parte de cada grupo de trabajo. Estos estudios servirán para tener una visión completa de la situación socio-sanitaria de las mujeres en todas las ciudades y para destacar las problemáticas más urgentes que se deben afrontar. Además de ésto, se realizará un estudio de las eventuales inciativas llevadas a cabo anteriormente analizando los aspectos más positivos y las causas de fallo eventuales.
6. Elaboración de un estudio preliminar para una propuesta de proyecto por parte de cada grupo de trabajo. Basándose en los mapeos anteriormente realizados, y gracias a las posibilidad de intercambio con los demás grupos de trabajo hecha posible por la plataforma y por los facilitadores, cada grupo elaborará una propuesta para intervenir sobre las problemáticas encontradas. Estas propuestas constituirán el punto de partida para seguir con otro proyecto URB-AL de tipo B.
7. Realización de un convenio final: este evento, que tendrá lugar en una de las ciudades socias centroamericanas, será una ocasión para informar a la ciudadanía sobre los resultados del proyecto, hacer una evaluación general de las actividades realizadas, brindar una adecuada visibilidad a la iniciativa y a sus logros. Además los grupos podrán encontrarse y organizar workshops sobre temáticas especificas.
8. Project Management: durante todo el proyecto, se hará una constante actividad de project management para coordinar las diferentes actividades y evitar sobreposiciones.
Perspectivas de desarrollo.
Durante la misión en julio de 2004 en Centro América se tomaron contactos con el Departamento de prevención de la criminalidad y del uso de la droga del Ministerio de Gobernación de El Salvador, con la recién creada Secretaría de la Juventud y con la Nueva Secretaría para la familia, dependiente directamente de la Presidencia de la República.
De estos encuentros surgió la voluntad del Gobierno salvadoreño de emprender, también con el concurso de socios externos, algunas iniciativas de educación y con el fin de prevenir y combatir la inadaptación juvenil, el uso de drogas y la violencia sexual a las mujeres.
Las relaciones consolidadas con las asociaciones y los comités asistenciales de los países centroaméricanos hasta la fecha involucrados en nuestros proyectos han confirmado la prioridad de los asuntos enfocados.
De aquí se tuvo la idea de presentar otros dos proyectos URB-AL para la convocatoria de marzo 2005, en el marco de la red "Seguridad ciudadana" y “Promoción de la mujer en las instancias de decisión local", poniendo a disposición por un lado la red de contactos de la que dispone Segrate tanto en El Salvador como en los otros países centroaméricanos, y por otro pudiendo contar con la precisa voluntad política de un Gobierno de avalar este tipo de intevenciones
Nuestra propuesta programática es similar a la que se elaboró en el Proyecto URB-AL entregado en octubre 2004 a la Comisión Europea, o sea de colgar en la red a las entidades ciudadanas básicas que están cada día comprometidas en temáticas objeto de la intervención y aprovechar las experiencias y las buenas prácticas ya maduradas en aquellos ámbitos que tienen más experiencia y tranferirlas a las otras entidades
La idea es que un nvolucración mayor de la mujer en los procesos decisionales de desarrollo local y una campaña de prevención de la inadaptación juvenil son dos elementos claves para enfrentar y contrastar, respectivamente, la violencia a las mujeres y el ingreso de los jóvenes en el mundo de la droga, fenómenos que lamentablemente en El Salvador y en toda Centroamérica están asumiendo dimensiones preocupantes.
Cabe destacar que se quiere seguir utilizando los intercambios telemáticos como instrumentos de trasmisión de los datos, ya que América Central, contrariamente a lo que sucede en otros países en vías de desarrollo, tiene muchos usuarios de Internet, debido a la gran cantidad de emigrantes hacia los Estados Unidos que, por la cercanía entre las dos regiones, han difundido el uso de las nuevas tecnologías informática a sus familias siendo este el modo más económico para comunicarse. Por lo tanto, utilizar esta capacidad difundida entre la población a nivel individual y hacerlo patrimonio organizado de los Entes Públicos, academicos y de las asociaciones territoriales puede constituir un medio para alcanzar rápidas transformaciones a través de la transferencia de know-how con costes relativamente baratos, garantizando una buena difusión y una amplia accesibilidad de los contenidos.
Además de ésto, las tecnologías digitales, precisamente por ser un instrumento que no prevé grandes costes infraestructurales o grandes obras (excluyendo pues costes para estructuras físicas, terrenos, equipos técnicos etc.) garantiza un elevado grado de control y seguridad en el ámbito de la gestión transparente de los fondos y pone al resguardo a posibles fenómenos de inicua distribucción de los recursos, garantizando una mayor democracia en el uso y acesibilidad del producto o servicio.
La autosostenibilidad a través de instrumentos digitales es relativamente sencilla para lograr y, asimismo reutilizar para otros proyectos y temáticas de trabajo, convirtiéndose en un ámbito "reciclable" de comparación y coaboración entre los dos continentes.